He decidido trabajar por mi cuenta, sin un jefe y sin estar sujeto a una dependencia.

Un Freelance es aquella persona que conoce sus habilidades y trabaja con ellas. Su equipo de trabajo: él y sus conocimientos. Sus horarios están sujetos a la entrega de su trabajo. Ganar dinero por hacer lo qué tanto te gusta hacer, ¿Cuántos no desean eso?

Ahora bien, ¿Por qué ser Freelance?

Un Freelance dedica a hacer su trabajo en lo que le gusta, por ejemplo:

– Diseñador gráfico: si sabes usar Adobe Illustrator, Adobe Photoshop, CorelDraw, etc. ¡Ofrece servicios de diseño, Branding y hasta puedes colocar una imprenta!

-Fotografia profesional: eres amante a las fotografías y cuentas con una cámara profesional, no dudes en ofrecer servicios de fotografía profesional. No sabes cuántas personas necesitan guardar esos grandes momentos con una gran resolución en píxeles.

-Ofimática: conoces de Microsoft y su suite ofimática (Word, Excel, PowerPoint, Outlook, etc.) Es momento de impartir esos conocimientos. Un centro de estudio es muy solicitado para las personas que quieren especializarse en ofimática.

Y hay una gran cantidad de soluciones que puedes aplicar como freelance.

 

¿Cómo empiezo mi camino de Freelance?

¿Cómo empieza el camino del Freelance?

Todo depende del momento y la razón por la cual deseas ser un Freelance; dicho esto, hay dos escenario:

  1. Deseo personal
  2. Situaciones externas

Por de deseo y anhelo personal

Muchos de los nuevos negocios que hoy en día se ven empezaron por un anhelo personal. Empezaron con una idea, imaginaron su desarrollo; tal vez no imaginaron la parte del fracaso, pero empezaron.

Martin Luther King dijo “Da el primer paso con fe. No tienes que ver toda la escalera, basta con que subas el primer escalón.” Son las palabras de una persona que soñó y luchó por la igualdad y el respeto a las personas de color en Estados Unidos. (Para más información sobre su biografía, por favor da clic en el link)

Aplicando sus sabias palabras, los Freelance hacen algo propio con sus conocimientos y habilidades empezando con nada, pero progresivamente su meta es alcanzada. Puesto que el Freelance es una persona que trabaja bajo sus propias reglas en tiempos y  precios, no es problema para él poder tomarse tardes libres.

Steve Jobs dijo “Si eliges un trabajo que te apasiona, no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida”.
Imagínate haciendo lo que tanto te gusta hacer, recibiendo pagos, con tus horarios “flexibles” y sin estar encerrado.

Por situaciones externas

 

Ser contratado tiene sus beneficios, pero también sus contras. Por ejemplo, un beneficio que tiene el trabajo como dependiente es que puedes disponer de un ingreso fijo que está asegurado cada 15 días o fines de mes. Es un hecho, en esos días verás en tu cuenta bancaria el depósito de tu dinero o el cheque por tu trabajo en un tiempo establecido. Pero, qué sucede cuando el dinero que devengas ya no es suficiente y pides un aumento por la necesidad; pensando en el mejor de los casos: “Autorizado, aumento para este fin de mes.”, pero la realidad en la mayoría de los casos “Disculpe, no podemos en estos momentos. Quizá el otro año.”

Es en ese punto donde empieza a apoderarse un deseo de poder percibir mayores ingresos. Buscando en alternativas, nos encontramos con la necesidad de un nuevo trabajo donde paguen más; ahora bien, pregúntate ¿Cuáles son las probabilidades de que seas contratado? ¿Cuántas otros cientos de personas están optando por esa misma oportunidad de trabajo?.

Empiezan a surgir nuevos problemas, el peor de todos = Tu jefe.

La impotencia de no poder decirle nada a tu jefe, aún estando fuera de la razón. En el peor de los casos, tú siendo humillado.
Empiezas a sentir que pierdes el tiempo y las ganas de seguir trabajando.

Ese es de los grandes detonantes por las cuáles existen nuevos emprendedores y freelancer’s. El deseo interno por no querer un jefe, por no estar sujeto a horarios y esperanzar a un mejor ingreso. Esos son las situaciones externas que llevan a las personas a trabajar por su propia cuenta y hacer dinero por lo que saben hacer, a su ritmo, sin un jefe ni horarios.

¿Sabes hacer algo que otros no? ¿Hasta la frente con tu jefe? ¿Harto de no poder ver la luz del día por estar encerrado en una oficina?

Si sientes que estar en una oficina no es para ti, lánzate al agua y empieza a hacer lo que tanto te gusta.
Vive de tus sueños y haz lo que más te gusta.

Si tienes ideas, coméntanos y quizá podemos ayudar.

Escoge los productos que quieras contratar. Recuerda, en el caso del diseño Web también debes escoger un plan de alojamiento. Consulta por el contrato mensual del servicio. Descartar

Share This
A %d blogueros les gusta esto: